The first morbidity/mortality
trial to answer the questions
of antihypertensive treatment
benefits in very elderly hypertensives
General Information Healthcare Professionals Virtual Press Office
Virtual press office


   Press releases
       HYVET trial of the year
        4 May 2009

       Imperial College press
        release - 31 March 2008

       ACC.08 press release
       Imperial College press
        release - 7 August 2007


   E-mail alert

   Press calendar

   Press kit

   Media contact
Press releases


   


Reducir la presión arterial reduce la mortalidad y
episodios cardiovasculares en pacientes de 80 años


LONDRES, March 31 2008 - El tratamiento de reducción de la presión sanguínea consigue un importante descenso de la mortalidad y episodios cardiovasculares en pacientes mayores de 80 años.

Reducir la presión sanguínea de los pacientes mayores podría reducir su mortalidad total en un quinto, y su índice de episodios cardiovasculares en un tercio, según un nuevo estudio presentado hoy en la American College of Cardiology en Chicago y publicado simultáneamente en la revista New England Journal of Medicine.

El ensayo denominado Hypertension in the Very ElderlyTrial (HYVET), realizado en 3.845 pacientes y coordinado por científicos del Imperial College London, es el mayor ensayo clínico realizado que analiza los efectos de reducir la presión sanguínea solamente en las personas de 80 años en adelante. Unos pacientes recibieron un placebo y otros le diuretico de liberacion retard (SR) 1,5mg, añadiendo el inhibidor perindopril ACE en formato un comprimido de una sola toma diaria.

Las investigaciones han demostrado que los beneficios en el tratamiento incluyen una reducción de un 21% (p=0,02) en la tasa de mortalidad, una reducción de un 39% (p=0,05) en la tasa de mortalidad por ictus, una reducción de un 64% (p<0,001) de los casos de insuficiencia cardiaca mortales y no mortales y una reducción de un 34% (p<0,001) en los eventos cardiovasculares. Los beneficios son evidentes en el primer año de seguimiento.

La reducción general de la mortalidad ha sido un resultado nuevo e inesperado. Ensayos preliminares demostraron que la reducción de la presión arterial en personas de menos de 80 años puede reducir los accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardiovasculares. Ensayos realizados en pocos pacitentes y no concluyentes también indican que la reducción de la presión arterial en personas de más de 80 años reduce el número de accidentes cerebrovasculares, pero sin un beneficio evidente sobre la mortalidad e incluso con un leve aumento de la misma.

En julio de 2007 el ensayo se detuvo tras la recomendación de un comité independiente de control de datos al observar importantes reducciones de la mortalidad general y de los accidentes cerebrovasculares en los pacientes que recibieron tratamiento. Los resultados finales del ensayo demostraron una reducción significativa de la tasa de mortalidad por accidente cerebrovascular , pero la reducción de todos los accidentes en un 30% no alcanzó la diferencia importante estadística (p=0,06). En las personas de más de 80 años, hasta la mitad de los ataques cerebrales son mortales, por lo que la reducción de estos accidentes cerebrovasculares mortales es un descubrimiento importante.

El profesor emérito Christopher Bulpitt, principal investigador del ensayo del Care of the Elderly Group en el Imperial College London, comentó: "Antes de su estudio, los médicos no estaban seguros sobre si las personas mayores con hipertensión podrían experimentar los mismos beneficios con un tratamiento antihipertensivo que los observados en las personas jóvenes. Nuestros resultados han demostrado claramente que muchos pacientes de 80 años - más podrían beneficiarse de forma considerable gracias a este tratamiento. La esperanza de vida es cada vez mayor y existe un número creciente de personas que viven más de 80 años, así que este resultado es una excelente noticia. Estamos muy contentos de que las enfermedades cardiovasculares se hayan reducido de forma segura y sirvan para conseguir una reducción total de la mortalidad".

Los investigadores esperan que sus descubrimientos sirvan para conseguir pruebas médicas sobre los beneficios del tratamiento de los mayores de 80 años en casos de presión arterial elevada.

El doctor Nigel Beckett, coordinador del ensayo para el Care of the Elderly Group del Imperial College London, añadió: "Muchas de las personas mayores con presión arterial elevada no reciben tratamiento al momento, ya que los médicos no están seguros de si el tratamiento les servirá de ayuda o no. Esperamos que tras nuestros ensayo, los médicos traten a estos pacientes según nuestro protocolo".

Dado que el ensayo se detuvo de forma prematura, en la actualidad se ha llevado a cabo una ampliación en la que están implicados todos pacitentes que han aceptado continuar con el tratamient activo del estudio. Esta prolongación puede evaluar los beneficios del tratamiento a largo plazo.

Los pacientes con una presión arterial elevada (definida como una presión arterial sistólica entre 160-199 mmHg), de trece países de todo el mundo, fueron seleccionados de forma aleatoria en el ensayo doble ciego controlado por placebo, que comenzó en el año 2001. La edad media de los participantes fue de 83 años y 7 meses.

Los pacientes recibieron placebo o indapamida de liberación lenta (SR) con la adición de perindopril, en forma de comprimido de una sola toma diaria tal y como se indicó, para conseguir la presión arterial deseada de 150/80 mmHg. El seguimiento medio de pacientes fue de unos 2 años, y en ese periodo de tiempo el 20% de los sujetos de placebo y el 48% de los que tomaron medicación consiguieron la presión arterial deseada de 150/80 mmHg. En los pacientes que se sometieron a un seguimiento posterior, fueron muchos los pacientes que recibieron tratamiento activo y consiguieron la presión arterial deseada.

HYVET se coordinó por los científicos del Imperial College London, que trabajaron con investigadores de todo el mundo. El principal estudio recibió los fondos de la British Heart Foundation y de Servier.


Notas a los redactores

Acerca de la presión arterial elevada y los accidentes cerebrovasculares o ictus

- Los accidentes cerebrovasculares son la tercera causa de fallecimiento más común en Inglaterra y Gales. En 2004, el 11% de los fallecimientos entre las personas de 75 y 84 años de edad, y el 14% de los fallecimientos entre las personas de más de 85 años se produjo debido a un accidente cerebrovascular, según la Oficina Nacional de Estadística.

- En Reino Unido, cerca de 150.000 personas sufre ictus cada año, el equivalente a 1 cada 4 minutos.

- Cerca de la tercera parte de los pacientes con accidentes cerebrovasculares fallecen a los 6 meses de que se produzca la enfermedad, pero la mayoría se producen en el primer mes.

- La discapacidad después de un accidente cerebrovascular es la primera causa sola de discapacidad grave de las personas que viven en su casa.

- Hay dos tipos de accidente cerebrovascular:
a. Hemorrágico - causado por una pérdida de sangre en el tejido cerebral procedente de un vaso sanguíneo dentro del cerebro.
b. Isquémico - causado por un coágulo en un vaso sanguíneo, produciendo una pérdida en el flujo sanguíneo en una parte del cerebro y el posterior daño en el tejido cerebral.

La presión arterial elevada aumenta las posibilidades de pérdida sanguínea o rotura de un vaso sanguíneo, además de la formación de coágulos dentro de los vasos sanguíneos. La elevada presión arterial aumenta las posibilidades de daños en el revestimiento de los vasos sanguíneos, que a su vez produce un aumento de las posibilidades de formación de coágulos espontáneos dentro del vaso sanguíneo.

- Las personas de más de 80 años son el grupo de crecimiento más rápido en la población mundial - en Reino Unido en la actualidad contabilizan el 4% del total de la población, y se espera que aumenten cerca de un 11% para 2050.

- El riesgo de padecer un accidente cerebrovascular aumenta con la edad, y algunas estimaciones indican que el riesgo se duplica cada década cuando la persona llega a los 55 años.

- En Reino Unido, cerca del 4% del presupuesto total del Servicio de Salud Nacional se invierte en servicios de derrames cada año.


Para más información, contacte con:

Laura Gallagher
Responsable de prensa
Imperial College London
E-mail: L.Gallagher@imperial.ac.uk
Teléfono: +44(0)20-7594-6702 or ext. 46702
Responsable de prensa fuera de horas laborales: +44(0)7803-886-248

This website is intended for an international audience. Drug related information may refer to unlicensed products or uses
which may not be approved in your own country and you should therefore consult your local prescribing information.
This site is published and updated by the HYVET study investigators. Site last updated 10 April 2008

To report a suspected side-effect with a Servier drug, please click here.
Contact - ©2007 HYVET. All rights reserved